[LUN] LAS TÉCNICAS DE UNA INGENIERA DE VENEZOLANA PARA JUNTAR EL PIE DEL DEPTO: “DEJAMOS DE IR AL CINE Y RUMBEAR”

Compartir

Según Vásquez, ni ahora ni antes hubo acceso a crédito hipotecario en su país, por lo que predomina la cultura del ahorro.’Nos limitamos bastante en ir de viaje o hacer gastos extras para ahorrar lo más que pudiéramos.

No viajamos a Venezuela a ver a la familia para ahorrar y rechazamos invitaciones a salir porque era mucho gasto’, cuenta Angelyz Vásquez (34 años), venezolana e ingeniera civil, quien llegó hace seis años a Chile y que con un exigente control de gastos juntó en cuatro años el pie para comprar un departamento para inversión.

La profesional trabaja como encargada de estudios en una constructora y con visa definitiva. Ella se decidió comprar en el 2021 una vivienda en Santiago Centro, por 3.600 UF, que le permitiera más adelante tener un piso para una definitiva.

Un plan de compra que tenía pensado hace cuatro años, lo que implicó ajustarse lo que más pudo para llegar a un pie de $9.000.000. ‘En Venezuela se acostumbra a comprar al contado porque los bancos no dan facilidades, era y es muy complejo, no como los hipotecarios de acá’ dice.

Dice que no le fue fácil el proceso: ‘Dejamos de ir al cine, de ir a rumbear, salir a comer, nos limitamos harto en salir con mi pareja, queríamos reducir esos gastos pequeños también. Y los amigos (la mayoría venezolanos) nos entendían porque estaban en lo mismo’, dice.

También le ayudó sacar su 10% de sus fondos de pensiones: ‘Completamos el monto. Nos demoramos, pero me siento muy orgullosa porque fue mucho el esfuerzo’, comenta. Indica, no obstante, que no ha visto una mentalidad del ahorro en Chile: ‘La mayoría es un poco dejado, los jóvenes por ejemplo tienen un trabajo y quieren gastar y no ahorrar, creo que no tienen educación financiera’.

El departamento, comprado a través de Brokers Digitales, se lo entregaron a Angelyz hace cuatro meses, por lo que se relajó económicamente: ‘Ya estamos compartiendo un poco más con los amigos y planeamos viajar a Venezuela este año’.

Los gastos hormiga

Si bien los hipotecarios han subido sus restricciones, juntar el pie es otra de las barreras. Los bajos sueldos y poca capacidad de ahorro impiden tener a tiempo el 10% o hasta 20% del valor de la propiedad requerido.

Francisco Calderón, gerente general de la plataforma de inversión Brokers Digitales, dice que el 13% de sus inversionistas son extranjeros, que destacan por su gran capacidad de ahorro. Pese a ello, igual pagan el pie en efectivo y una parte en cuotas para bajar la carga mensual.

Cristián Lecaros, CEO de Inversión Fácil, dice que en otros países como Argentina o Perú, los créditos son complejos, los que incide en fomentar una ‘cultura fuerte del ahorro, porque toda familia sueña con tener una casa propia’.

Agrega que, en Chile, las dificultades para juntar el pie han incentivado a la industria a ofrecer opciones para pagarlo en cuotas a dos o tres años.

‘El pago del pie o el desafío del ahorro es los que más hace que la gente se autoelimine de la oportunidad de comprar un departamento, cuando el verdadero superpoder está en la capacidad de pago y ahorro mensual’, destaca Calderón.

En ese sentido, Benjamín Jordán, abogado y coordinador de la Red de Expertosendeudas.cl, dice que los gastos hormigas como salir a comer, a divertirse, de viaje, son fatales para quien quiera ahorrar. ‘Son gastos pequeños, pero innecesarios y que sumados implican una suma importante de nuestro presupuesto mensual’.

También están los gastos fantasmas, que se realizan de forma automática sin darnos cuenta: ‘Es importante descubrir estos gastos innecesarios porque dejar de gastar en ellos es una forma importante de optimizar el presupuesto’.

SÍGUENOS EN